3 ventajas de una gestión de color constante

gestión de color densitómetro

Ciudad de México.- El color lo es todo. Si trabajas en la industria de la impresión, sabes lo relevante que es la gestión de color para satisfacer a tus clientes. Es por esto que obtener e imprimir los colores correctos es un imperativo.

Sin embargo, lograr una calibración precisa en relación con impresiones (tiradas anteriores), satisfacer las expectativas del cliente o el modo en que se muestran los colores en la pantalla plantea numerosas dificultades.

Roland DGA, nos ayuda a analizar la importancia de obtener los colores correctos de la calibración, de los perfiles ICC y de la correspondencia cromática.

La gestión de color de la pantalla a trama de la hoja impresa

Está demostrado que todos percibimos el color de forma distinta, ¿cómo olvidar la polémica del vestido de color negro y azul que impactó a miles de personas en Internet durante semanas?

Incluso al buscar el color perfecto para un diseño, es probable que ese tono experimente numerosas transformaciones antes de su impresión en una hoja de papel, ya que el color ofrece un aspecto distinto dependiendo del modo en que lo interpretas y especialmente desde la pantalla de tu monitor a la hoja impresa. Este cambio sucede porque los colores que vemos en un monitor utilizan luz roja, verde y azul (RGB) para interpretar todas las gamas de posibilidades del color.

Sin embargo, al ser impresos, los colores suelen estar compuestos tradicionalmente por tintas o pigmentos color cian, magenta, amarillo y negro (CMYK), u otros colores dependiendo de la configuración de color de la impresora. Por ello, siempre se produce un proceso de conversión entre un diseño y el resultado final en la hoja impresa, incluso la manera en que estas tintas o pigmentos anclan sobre el papel modifica el resultado, lo que plantea algunos desafíos a la hora de imprimir. Entonces ¿cómo lograrlo?

Las ventajas de la gestión constante de color

Una óptima gestión de color es la clave para aumentar la productividad, la economía y la eficacia de los equipos. La capacidad para reproducir y lograr una correspondencia cromática precisa ayuda a:

1. Aumentar la satisfacción del cliente

Los clientes desean que los colores corporativos y logotipos sean idénticos siempre en distintos materiales y soportes. El color rojo de Coca-Cola y el color rojo de McDonald´s pueden parecer similares al ojo humano, pero no son idénticos. Por ello, es esencial saber cómo ofrecer el color que realmente desean los clientes.

Tambien te puede interesar:  Polaroid presenta los nuevos smartphones Polaroid Cosmo K2 y Cosmo C6

2. Ahorrar tiempo

Pensemos en el caso de tener que volver a combinar los colores corporativos exactos de un cliente para cada trabajo o después de actualizar cada dispositivo de impresión, sería una tarea bastante ineficiente. Este es el motivo por el que una correspondencia cromática precisa ayuda a ahorrar mucho tiempo (y dinero), ya que permite obtener los mismos resultados a través del tiempo una y otra vez y en distintos dispositivos de impresión.

3. Reducir el desperdicio de material

Una correspondencia cromática precisa limita la cantidad de reimpresiones necesarias para obtener el resultado esperado, generando menos residuos, márgenes más altos de ganancia y un entorno más saludable.

“Otra ventaja es que, en caso de actualizar equipos o instalar nuevos en el taller de impresión, softwares como el RIP VersaWorks 6 incluyen una función simple de usar de correspondencia cromática para garantizar la homogeneidad de los colores entre múltiples impresoras del mismo modelo que utilizan el mismo tipo de tinta”, comentó Amado Lara, director de ventas de Roland DGA Corporation.

La gestión de color es importante

La gestión del color en la impresión digital se basa principalmente en dos factores clave: la calibración y los perfiles ICC (Consorcio Internacional del Color, por sus siglas en inglés), por un lado, y la correspondencia cromática, por el otro.

El objetivo principal de la calibración es definir los valores óptimos de densidad de los colores primarios de claros a oscuros, mientras que el perfil ICC se refiere a los valores tonales (o espectrales) de los colores interpretados en números, lo que lo hace a prueba de fallas, dicho de manera más simple: permite producir los colores correctos en las cantidades correctas.

La correspondencia cromática tiene que ver más con guardar estos datos de alguna manera, de modo que pueda obtener el mismo resultado siempre, ya sea en un único dispositivo o en varios dispositivos del mismo modelo que utilizan el mismo tipo de tinta gracias al uso de los perfiles ICC.

Tambien te puede interesar:  SGIA presenta entrenamientos virtuales de gestión de color

Espectrofotómetro y densitómetro

Recientemente, Roland DGA presentó el densitómetro VW-S1, una herramienta diseñada para agilizar y aumentar la precisión de las tareas en cuestión de  correspondencia cromática. En muchos aspectos, los densitómetros se asemejan a los espectrofotómetros, excepto que son más fáciles de usar, más asequibles y perfectos para las personas que no desean crear perfiles personalizados.

La principal diferencia es que los espectrofotómetros miden valores espectrales como los valores Lab. Los modos RGB (rojo, verde y azul) y CMYK (cian, magenta, amarillo y negro) reproducen el color mediante su adición o resta, lo que indica al ordenador o a la impresora la cantidad de cada color individual que debe estar presente en un punto específico. Por otra parte, los valores Lab (luminosidad, verde/rojo y azul/amarillo) se basan en un modelo teórico que se asemeja más a la percepción del color por los humanos.

Si bien son más precisos, vienen con características y ajustes que muchas personas no utilizan por ser más complejos. Los densitómetros, por el contrario, no miden los valores de los colores, sino la ausencia de luz reflejada, lo que les permite proporcionar información muy precisa sobre las densidades de tinta y la ganancia de punto que puede utilizar para realizar un ajuste fino de la cantidad de tinta por color.

Los densitómetros permiten un rápido aprendizaje de uso, cuestan menos, y facilitan y agilizan el proceso de creación de archivos de referencia y de destino.

“El densitómetro VW-S1 permite obtener fácilmente la correspondencia cromática desde dos o más impresoras Roland con el mismo tipo de tinta, configuración y ajustes de impresión. Y al utilizarlo con la última versión del VersaWorks RIP, ofrece numerosas funciones nuevas, límite de impresión de datos variables multiplicado por diez, gestión de perfiles de simulación, agrupación de múltiples trabajos y una biblioteca Pantone actualizada con más de 294 colores nuevos”, finaliza Amado Lara.

Para más información de Roland DGA Corporation o información sobre la línea completa de productos de Roland DGA, visite www.rolanddga.com/es.

Entérate de las novedades de la tecnología y la industria gráfica.

Síguenos en Twitter @PrintProjectmx

Acerca de PrintProject

Hugo Vidal, apasionado por el diseño y la impresión, cualquiera que sea; offset, digital, sublimación, serigrafía, tampografía, gran formato, siempre en búsqueda de noticias para informar a la industria gráfica.

Ver todas las entradas de PrintProject →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *