3 acciones para tener un cómputo personal más verde

cómputo personal verde

Ciudad de México.- El 5 de junio es el Día Mundial del Medio Ambiente, el cual tiene como objetivo concientizar a la población global de la necesidad de tomar medidas que detengan o ralenticen el deterioro de nuestro planeta.

Este año, la temática de dicha conmemoración se enfoca en la conservación y restauración de los ecosistemas, los cuales se han visto afectados de forma acelerada y profunda en los últimos 200 años como resultado de la industrialización.

A nivel mundial, la industria de la tecnología es responsable de 1.4% de las emisiones de gases de efecto invernadero, además de ser una de las industrias que absorben mayores cantidades de energía, al grado que se calcula que para 2025 la industria de TI concentrará el 20% del consumo eléctrico mundial.

Tanto a nivel producción como consumo, es importante tomar medidas para reducir el impacto humano en los ecosistemas. Si bien en el planeta se venden más de mil millones de dispositivos electrónicos cada año, en México, por ejemplo, se generan alrededor de 29,000 toneladas de basura electrónica cada mes, de la cual sólo se recicla el 14%.

Con el propósito de maximizar las acciones de sustentabilidad desde el sector tecnológico, compartimos tres iniciativas orientadas a tener un cómputo personal más verde:

1. Reducir el impacto ambiental en la producción tecnológica

Actualmente, el sector de manufactura representa el 42% de las emisiones de carbono, siendo la producción de tecnología un eje clave en esta industria. Un ejemplo de esto es que la fabricación de una computadora requiere el uso de 240 kg de combustibles fósiles, 22 kg de productos químicos y hasta 1,500 litros de agua, equiparándose incluso a los materiales empleados en la construcción de un automóvil mediano.

Tambien te puede interesar:  Avery Dennison gana el premio Innovaciones en Sustentabilidad

Para atender esta problemática, las cadenas de suministro necesitan reducir sus emisiones en un 45% para 2030, situación que ha llevado a la industria tecnológica a desarrollar estrategias más sustentables en sus operaciones.

Compañías como AMD han establecido compromisos ambientales a largo plazo como la reducción del 20% en su huella de carbono y la disminución del consumo eléctrico en un 40% cada año en comparación con el promedio de la industria, asumiendo así la visión de sustentabilidad de adentro hacia afuera.

2. Reciclar para maximizar el ciclo de vida de los dispositivos

En México se producen alrededor de 1.1 millones de toneladas de desechos electrónicos y sólo el 17.4% de estos residuos se reciclan, por lo que extender la vida útil de los dispositivos debe ser una prioridad de la industria.

Si bien múltiples fabricantes están dedicados a producir equipos más duraderos, extender su garantía u ofrecer opciones más accesibles de reparación, otras iniciativas están más dirigidas a darles una segunda vida a los desechos.

Incluso alcanzando otro tipo de residuos, como el plástico o el aluminio, los fabricantes de cómputo se han distinguido por aprovechar diversos materiales para generar tecnologías competitivas que resultan amigables con el medio ambiente, como es el caso de la HP Envy con tecnologia de procesamiento Ryzen que reutiliza madera desechada para construir un chasis ecológico.

Tambien te puede interesar:  Ricoh reducirá sus gases de efecto invernadero un 63% en 2030

3. Redefinir la relación del cómputo con la electricidad

Pese a dar vida a gran parte de los elementos en nuestra cotidianidad, la electricidad es también uno de los principales contaminantes en nuestro planeta, ya que el 64.5% de esta energía se genera a partir de combustibles fósiles y sólo el 21.7% es producto de fuentes sustentables.

Ya que la generación eléctrica comprende el 25% de la huella de carbono actual, apostar por la eficiencia energética de la tecnología es una de las acciones más significativas para un consumo más ético y responsable.

En su plan 25×20, AMD se había planteado el objetivo de mejorar la eficiencia energética de sus procesadores móviles hasta 25 veces para 2020, meta que se rebasó de forma anticipada el año pasado al incrementar 31.7 veces la eficiencia energética de las mediciones base de 2014.

Para la firma, el desarrollo de procesadores de bajo consumo energético figura entre sus prioridades desde la ingeniería misma, dando con este hito un salto en eficiencia eléctrica que implicaría un ahorro de aproximadamente 1.4 millones de kilowatts por hora de electricidad y 971,000 kg de emisiones de carbono, el equivalente al crecimiento de 16,000 árboles durante 10 años.

Para acotar los grandes retos de la industria de TI, compañías como AMD están pavimentando el camino a una economía más sustentable, desarrollando soluciones que equilibran desempeño, productividad e inteligencia con una visión orientada a hacer del mundo un lugar mejor y más verde.

Acerca de Printproject

Comunicóloga egresada de la FCPyS-UNAM y UAM-Xochimilco. Me gusta reportear, entrevistar gente, conocer lugares, visitar museos, ir al cine, escuchar música, tomar fotos, probar nuevos platillos y divertirme.

Ver todas las entradas de Printproject →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *