3 Claves para llevar el cómputo empresarial al siguiente nivel

El cómputo empresarial

Ciudad de México.- Las políticas de distanciamiento derivadas del COVID-19 transformaron los entornos de trabajo, alejados de las oficinas  y del cómputo empresarial por motivos de fuerza mayor, durante 2020 82% de los líderes de negocio declararon mantener esquemas de trabajo remoto mientras se realizaba el proceso de reapertura de oficinas.

Con una reactivación económica paulatina a nivel mundial, a la fecha 70% de los CIOs revelaron que aún se encuentran operando en esta modalidad, pero solo 31% planea mantenerla de forma permanente.

Si bien más de la mitad de los empleados considera que incrementó su productividad al trabajar de manera remota, la tecnología resultó ser un arma de doble filo durante este proceso de transición, al grado que 2 de cada 5 empleados declararon no contar con el equipamiento preciso para acceder a los sistemas necesarios para realizar sus tareas.

Repensar la operación diaria de negocios, el reto de las empresas

De cara a la implementación de trabajo híbrido como una alternativa en la nueva normalidad, es importante repensar la forma en que las empresas conviven, interactúan y apalancan las soluciones digitales en su operación diaria. Según un estudio de Nexthink, los colaboradores pierden aproximadamente 28 minutos cada día tratando de solucionar problemas relacionados con el área de TI, por lo que, aunque la digitalización ayudó a maximizar la productividad y rentabilidad de las organizaciones, también conllevó una curva de aprendizaje para su fuerza laboral.

“Algunos de los grandes retos de la cultura híbrida recaen en la homologación de sistemas, migrar información de archivos físicos a digitales y habilitar al personal para fungir como operadores tecnológicos. De estos, el primero suele ser el que presenta más objeciones, ya que requiere una mayor inversión; sin embargo, lo que en ocasiones no consideran es el beneficio a largo plazo, el cual puede incluso representar mayores ganancias del presupuesto destinado para adquirir nuevas soluciones y servicios de TI”, comentó Hiram Monroy, director de commercial sales para AMD en México, Centroamérica y el Caribe.

Tambien te puede interesar:  Gadgets para ayudar a la visión de nuestros abuelos

Bajo este panorama, AMD enlista 3 razones para renovar la base de cómputo empresarial para la reapertura de negocios:

Eficiencia operativa y productividad

Cada segundo o minuto que pasa mientras se espera a que se cargue, procese o complete alguna tarea, rompe la concentración, lo que genera problemas serios de distracción además de ansiedad, impactando así la productividad.

Los sistemas legacy, además de tener un desfase en las actualizaciones y parcheos de seguridad, también tienen un mayor desgaste y cuentan con capacidades que no necesariamente pueden cubrir los requerimientos de los procesos digitales de negocio. Un ejemplo de esta crisis de obsolescencia está en las computadoras con Windows 7, que representan una base instalada de más de 200 millones de PCs a nivel global, las cuales actualmente ya no son aptas para recibir ningún tipo de soporte.

Se estima que las organizaciones que asumen la transformación digital son hasta 26% más rentables que sus competidores por lo que, en la medida que los negocios maduren en su estrategia de digitalización, requerirán contar con equipos capaces de lidiar con grandes volúmenes de datos y realizar tareas demandantes de forma simultánea, procesos que podrían exceder las especificaciones de equipos más antiguos.

Con hasta ocho núcleos, los Procesadores AMD Ryzen PRO Serie 5000 facilitan el procesamiento intensivo de datos o la creación de contenido en el mundo empresarial. Las organizaciones pueden beneficiarse de estas características con un rendimiento destacado que les permitirá simplificar la planificación informática y realizar inversiones inteligentes en tecnología para el futuro.

Seguridad inteligente

Tras la inesperada transición a modelos de trabajo remoto, 85% de los encargados de protección empresarial declararon haber sacrificado ciertas medidas de ciberseguridad en orden de habilitar el acceso de sus trabajadores a distancia. Esto, aunado a que 68% de los empleados tuvieron que utilizar su computadora personal para realizar sus actividades laborales, ha abierto aún más la brecha de vulnerabilidad empresarial ante las amenazas del cibercrimen.

Tambien te puede interesar:  Presentan al #MotorolaSquad, el equipo de creadores motorola

Pese a que 79% de las organizaciones reportaron un mayor número de ciberataques en el último año, gran parte de estos pueden prevenirse empleando equipos de cómputo de nueva generación, los cuales incorporan en su configuración capacidades de protección avanzadas.

Funciones como el Procesador AMD Secure integran un blindaje de raíz para los equipos de cómputo, protegiendo desde la capa de hardware a los dispositivos. Además, las computadoras con tecnología AMD Ryzen PRO Serie 5000 están habilitadas con características de protección desde el chip, incluyendo también cifrado de memoria y mitigación de ataques a nivel firmware, garantizando la integridad de la información incluso debajo del sistema operativo.

Optimización de costos

Es claro que renovar la base instalada de cómputo conlleva una cantidad significativa de dinero, sin embargo, es también una inversión que puede resultar altamente redituable.

Las mejoras en rendimiento impactan también en una operación más competitiva, lo que a su vez tiene la posibilidad de maximizar los ingresos de las compañías. Pero, la adquisición de nuevos dispositivos también puede representar ahorros en rubros como el consumo eléctrico o los gastos de mantenimiento.

Si la empresa necesita una producción con un consumo energético bajo, administración remota de sistemas tanto en banda como fuera de banda, o protección de datos confidenciales, los Procesadores AMD Ryzen PRO son un candidato óptimo. Con mayor eficiencia energética, las computadoras con esta tecnología consumen hasta 24% menos electricidad que otros equipos.

Apostar por equipos de nueva generación ayuda a las organizaciones a mantener una infraestructura moderna, flexible y eficaz, que los impulsa a ser más ágiles y competitivos en el mercado. Además, al migrar de esquemas CAPEX a OPEX, es posible contar con la tecnología más reciente bajo un esquema de arrendamiento que les permite mantenerse a la vanguardia sin ser víctimas de la obsolescencia.

Acerca de PrintProject

Hugo Vidal, apasionado por el diseño y la impresión, cualquiera que sea; offset, digital, sublimación, serigrafía, tampografía, gran formato, siempre en búsqueda de noticias para informar a la industria gráfica.

Ver todas las entradas de PrintProject →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *