Diferencias entre manufactura aditiva y sustractiva

manufactura aditiva y sustractiva

Carlos Ramírez de Stratasys impresión 3D odontologíaPor: Carlos Ramírez, Territory Manager de Stratasys México
LinkedIn: Carlos A. Ramirez M.

Para muchos de ustedes es bien sabido qué es la manufactura aditiva y qué industrias son las que más ocupan hoy en día esta tecnología, a medida que la Industria 4.0 va avanzando más industrias están comenzando a hacer uso de los beneficios que otorga la manufactura aditiva logrando que diversas empresas adopten en sus procesos de fabricación y producción la impresión 3D.

Pero, ¿conoces bien cuál es la diferencia entre la manufactura aditiva y sustractiva o tradicional? En esta ocasión quisiera entrar en más detalle y explicar algunas de las diferencias que tienen estos distintos procesos de fabricación.

Manufactura aditiva y sustractiva

La fabricación aditiva tiene un proceso de fabricación distinto a la fabricación sustractiva o tradicional a pesar de que ambos hacen uso de diseños en 3D y ambos procesos se utilizan para la creación de piezas funcionales.

Las diferencias entre estos procesos comienzan desde las técnicas de fabricación, en la manufactura sustractiva se comienza a fabricar con un bloque de materia prima, esto quiere decir que una pieza es creada a partir del corte de un bloque de material sólido en el que se va generando la forma deseada hasta llegar a la pieza final, invirtiendo tiempos importantes en su proceso de producción.

Tambien te puede interesar:  El impacto de la impresión 3D cambia la forma de pensar en la industria

La manufactura sustractiva es usualmente usada para la fabricación de piezas de geometrías simples (inversiones mayores en equipos de más ejes que permiten más complejidad) en materiales primordialmente metálicos industriales, garantizando piezas de gran resistencia.

La manufactura aditiva por otro lado involucra un proceso de fabricación en el que las piezas se producen a partir de un diseño digital, depositando en una impresora 3D el material adecuado de acuerdo al uso que la industria (médica, aeroespacial, automotriz etcétera) le quiera dar para lograr la pieza que desea, esté se va a añadiendo y fusionando en capas para lograr una pieza final. Este proceso permite transmitir a la pieza información que va desde la forma básica hasta el color y textura logrando prototipos y piezas finales en un corto tiempo, que no llega a exceder las 24 hrs.

La producción que se realiza de bajo volumen a través de la manufactura aditiva es mucho más rápida por lo que es usualmente usado para la creación de productos de consumo final. Una gran ventaja de esta fabricación es que se pueden producir piezas con alto grado de complejidad en el corte o huecas que son imposibles producir en la fabricación tradicional, incluso genera menos desperdicio ya que el material no requiere ser desechado.

Tambien te puede interesar:  ¿Cómo se aplica la impresión 3D en el sector energético?

Ambos procesos son efectivos con beneficios y características distintas.

Sin duda, con el avance de la tecnología y el descubrimiento de nuevos materiales habrá mayor oportunidad para que más industrias, sectores y también la sociedad hagan cada vez mayor uso de la industria 4.0.

Acerca de PrintProject

Hugo Vidal, apasionado por el diseño y la impresión, cualquiera que sea; offset, digital, sublimación, serigrafía, tampografía, gran formato, siempre en búsqueda de noticias para informar a la industria gráfica.

Ver todas las entradas de PrintProject →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *